👉 Nuevo programa -> Linkedin Growth Acceleration 2021
Curso Online Opiniones Nosotros Recursos Blog Linkedin Growth 📞 Te llamamos Login

¿Qué es el Growth Hacking? El secreto del éxito de Thomas Edison

Es uno de los hitos más importantes de la historia, quizás superado por la rueda. ¿El Growth Hacking? Podría ser, pero en realidad nos estamos refiriendo a la bombilla. 

La bombilla transformó nuestro mundo tal y como lo vemos.

No fue un invento casual. Nació de la experimentación, del dato, del ingenio y de una mentalidad enfocada al crecimiento. Como el Growth Hacking. 

El Growth Hacking transforma nuestra mentalidad y pone el foco en el crecimiento de nuestro negocio digital.

Pero empecemos por el principio.

 

Qué es el Growth Hacking y qué pinta Thomas Edison en todo esto

Thomas Edison fue el primer growth hacker de la historia, con permiso de Sean Ellis.

Todo lo que hizo, las lecciones que nos ha dejado son #PuroGrowth. 

Vamos a verlo.

 

Definición del Growth Hacking

El Growth Hacking es un método de trabajo basado en idear, experimentar y analizar de forma sistemática y con un solo objetivo: crecer de forma rápida, exponencial y al menor coste. 

Para conseguir todo esto se necesita capacidad creativa, analítica, agilidad en el diseño y desarrollo de estrategias de crecimiento, y experimentación. Mucha experimentación. 

Parece demasiado ¿verdad?

En realidad no es para tanto.

El Growth Hacking es cuestión de mentalidad, una forma diferente de ver las cosas para sacar lo mejor de ellas. 

En el growth todo es mindset y metodología. Nada es casual. 

“Nunca hice nada por casualidad, ni ninguno de mis inventos llegaron por accidente; llegaron por el trabajo”. #EdisonDixit

 

1. Es metodología y mentalidad

“Hay una manera de hacerlo mejor; encuéntrala”. 

La metodología growth nace de una pregunta con múltiples respuestas. 

Entre todas ellas, hay que buscar la correcta: la que nos haga crecer más rápido, al menor coste y nos ofrezca el mejor resultado.

¿Qué crees que tienen en común Zalando, Dropbox, Amazon o Skycanner?

Todos encontraron la respuesta correcta. Encontraron la forma de hackear su crecimiento. 

De nuevo, nada ha sido casual. Su éxito ha sido fruto de la constante experimentación basada en una metodología. 

Lo cierto es que solo conocemos lo que les ha funcionado. No sabemos la cantidad de experimentos que tuvieron que hacer hasta dar con la respuesta adecuada, pero lo intuimos. 

Seguro que fueron muchos. Es parte del proceso.

“Las personas no son recordadas por el número de veces que fracasan, sino por el número de veces que tuvieron éxito”. 

Lo que sí sabemos es que todas estas empresas tienen en común una mentalidad curiosa, creativa y analítica: una mentalidad growth. 

 

2. Es creatividad

“Para tener una gran idea, ten muchas de ellas”. 

Comienza con una sencilla pregunta: ¿y si…?

Cuestiónate todo, haz pruebas. Solo así encontrarás lo que otros no encuentran, más que nada porque no lo están buscando. 

Lo bueno del growth hacking es que no hay límites ni reglas. 

“Aquí no hay reglas; estamos intentando lograr algo”. 

 

3. Es experimentación

Tienes varias ideas. Cada idea genera una hipótesis y las hipótesis hay que validarlas. 

Es hora de experimentar. 

Es hora de divertirse, porque si algo tiene el Growth Hacking es que se disfruta. 

“Nunca he tenido un día de trabajo en mi vida. Todo es diversión”. 

Lo bueno del Growth Hacking es que no hay sitio para el fracaso, solo para el aprendizaje. La mayoría de los experimentos no funcionan, pero cuando das con la clave es como si hubieras inventado la luz. 💡

“No he fracasado. He encontrado 10.000 maneras que no funcionan”. 

Los experimentos que no funcionan es información necesaria que nos acerca cada vez más a la solución. 

“Los resultados negativos son justo lo que quiero. Son tan valiosos para mí como los resultados positivos. No puedo encontrar lo que funciona mejor hasta que encuentro lo que no funciona”.

 

4. Es análisis 

El growth se basa en la iteración, por lo que tienes que ser ágil a la hora de sacar conclusiones de los experimentos, para poner rápido en marcha los nuevos teniendo en cuenta los resultados anteriores.

Lo que funciona, ¿cómo puedes mejorarlo? En el growth se busca la mejora continua. 

Lo que no funciona ¿por qué no ha funcionado? ¿Lo descartas o cambias alguna variable y vuelves a probar?

Te damos la bienvenida al concepto: learning by doing. :-)

Lo bueno de todo esto es que tus conclusiones, tus decisiones, están basadas en datos. 

“Realmente no tenemos una gran cantidad de datos sobre el tema, y ​​sin datos, ¿cómo podemos llegar a conclusiones definitivas?” 

 

5. Es foco

En el Growth Hacking hay un solo objetivo: crecer

Todo lo que se hace es por y para el crecimiento. No hay ruido. 

Esto es lo que marca la diferencia entre las empresas que tienen éxito y las que fracasan. 

Además, este crecimiento ha de ser sostenido y conseguirse en el menor tiempo posible y con el coste más bajo. 

“No quiero inventar nada que no se pueda vender”.

A estas alturas ya te haces una idea de lo que es el Growth Hacking.

Si aún piensas que se basa en trucos, hacks, técnicas de marketing ninja o magia, apaga y vámonos.

Growth Hacking vs. Marketing Digital

Lo que sí puede que te estés preguntando es si el Growth Hacking es compatible con el marketing, si es una versión mejorada, o si el marketing digital ha muerto. 

Aquí va la respuesta: 

“Empiezo donde el último hombre lo dejó”. 

Thomas Edison no inventó la bombilla. Otros habían trabajado la idea antes. Sin embargo, las primeras bombillas duraban poco, eran caras y consumían mucha energía. 

Lo que Thomas Edison hizo fue optimizar esa idea. Y lo consiguió. 

Lo mismo ocurre con el Marketing y el Growth Hacking. No podemos ignorar muchas lecciones del marketing, pero sí cuestionarlas, mejorarlas, optimizarlas. 

 

Diferencia entre marketing digital y Growth Hacking

Con este ejemplo vas a ver clara la diferencia:

En el marketing digital se habla mucho del engagement y de lo importante que es para las marcas. Y lo es, por supuesto. 

Lo que pasa es que en el Growth Hacking se trabaja este concepto, pero enfocado siempre al crecimiento. Buscamos que ese engagement no sea solo una palabra bonita sino que aumente el ticket medio de compra, por ejemplo. 

Suena mejor, ¿verdad?

Con esto no queremos decir “adiós” al marketing digital, pero preferimos decir “hola” al Growth Marketing 😉

 

Herramientas de Growth Hacking: no necesitas ser Edison

Una de las grandes ventajas del Growth Hacking es que es universal. 

Todo el mundo puede aprenderlo.

En el growth hay cientos de herramientas con las que puedes trabajar sin necesidad de tener conocimientos técnicos: herramientas para automatizar tus procesos, para espiar a tu competencia, para llegar a tus clientes…

Solo necesitas tener la mente despierta, iniciativa y ganas de crecer. 

 

Conclusiones

Antes de que te marches queremos (como buenos growth hackers) sacar tres conclusiones:

  • Conclusión nº 1: si Thomas Edison viviera, sería growth hacker (con permiso de Sean Ellis).
  • Conclusión nº 2: el Growth Hacking no va de trucos y herramientas. Es una metodología de trabajo. Es puro mindset.
  • Conclusión nº 3: el growth tiene un solo propósito, el crecimiento y un solo camino, la experimentación continua.

Si has llegado hasta aquí ¡enhorabuena! Eso quiere decir que eres una persona curiosa y que tienes espíritu growth. 

Puedes seguir aprendiendo con nosotros esta metodología de trabajo, cambiar tu mindset y poner foco en el crecimiento de tu negocio... 

👉 Si quieres saber cómo, aquí te lo contamos 👈

Close

50% Complete

Two Step

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua.